Reuniones caseras y mujeres artistas

Traducido y resumido del artículo American Women Artists’ Groups (1867-1930), Julie Graham (https://www.jstor.org/stable/1358011)

 

"Al investigar los grupos artísticos de mujeres, el estereotipo nos prepara para encontrar reuniones de amas de casa con poca inteligencia que se encuentran para congratularse unas a otra por sus últimos bodegones de flores y después pasar a las tareas más importantes del té y el cotilleo. Lamentablemente, esta no es siempre una injusta idea, como es el caso del club Nuestros primeros 20 años, que incluyen brillantes descripciones de las cenas y fiestas de San Valentín del club, pero contienen poca información del trabajo artístico de las integrantes, con títulos como “Ritmo” o “Forma y color”.

El estereotipo fomenta la idea de que las artistas no se toman el arte en serio y se contentan con ser amateurs en el peor sentido y no colocan el arte por encima de todo, además de que no están interesadas en romper moldes y se mantienen en lo familiar y aceptable. La sensibilidad moderna valora la innovación y la novedad sobre todas las otras cualidades en el arte. (…)

Y, sin embargo, estas asociaciones surgieron de las genuinas necesidades de mujeres artistas que no estaban siendo satisfechas por las grandes organizaciones masculinas de la época: concedían apoyo, un lugar para mostrar el trabajo, a veces formación y modelos. Eran, simplemente, las complementarias de las organizaciones masculinas, de las que las mujeres eran excluidas. Representan importantes pasos hacia la completa participación de las mujeres en las comunidades artísticas”.