Ninfas de los mares

Las más populares de las mujeres marinas en la mitología son las sirenas, pero la conexión de la mujer con el mar, como metáfora de lo absoluto o de los poderes más allá de lo visible está presente en casi todas las culturas.

En la propia mitología griega están las oceánides, ninfas del agua hijas de Océano. Cada una de ellas asociada a una fuente, estanque, río o lago.

Las nereidas, hijas de Nereo y Doris son las guardianas del mar Mediterráneo y aparecen en las aventuras de Jasón y el vellocino de oro. Cada una de ellas es responsable de una propiedad marina (protectora de los marineros, guardiana de los tesoros, la que custodia las cuevas, la que provoca las corrientes...)

Las náyades, en cambio, son las ninfas que habitan en el agua dulce y pueden ser tan beneficiosas como peligrosas, según han sido a veces representadas en los cuadros de John William Waterhouse.